lunes, 4 de agosto de 2008

¿Crisis en el sector musical? No me lo creo

A continuación os adjunto unas reflexiones que hacía al hilo de un post en un foro (de una escuela de negocios), titulado "Free music", y en la que se debatía los nuevos modelos de negocio de música online, el papel de las "majors", etc. Lo incluyo porque resume mi filosofía más básica respecto al negocio actual de la música.

"[...] El producto que venden las discográficas no ha cambiado en los últimos 40 años: un disco (el formato es otra discusión a parte), con 10-12 canciones.

Esta es la madre del cordero. Todo el modelo de creación y promoción de producto y venta gira alrededor de un concepto que no han sido capaces de cambiar en todo este tiempo.

Se piensan que incluyendo un DVD con videos, un packaging más bonito, un libro o una camiseta el producto se vende mejor. Lo trocean para convertirlo en single, EP o politono. Pero sigue siendo lo mismo.

Se centran en encontrar una o varias canciones que peguen, la mayoría construidas casí de forma matemática para que gusten.

Su manera de tantear el mercado se basa en encuestas en papel (literal, os lo aseguro) y los datos de ventas en puntos de venta. Herramientas como las redes sociales de música (lastfm.com, por ejemplo), o nuevos modelos de emisoras (Musicovery.com) quedan lejísimos de sus departamentos de márketing. Serían incapaces de saber qué hacer con mi perfil de Lastfm, por ejemplo.

EMI tiene su sede en un palacio al lado del Círculo de Bellas Artes.

Se gastan millones en situar una canción en un anuncio o en una serie.

Se gastan millones en promocionar productos a compradores que consumen este tipo de productos entre 1 y 5 veces al año (hablo de quien tiene un disco de Bisbal o de Rihanna), mientras que de los compradores que consumen más de 20 no saben nada. ¿Habéis visto qué discos se venden en el Top Manta?

No saben organizar conciertos, los organizan otros por ellos.

La crisis en el sector musical la afrontan echando gente, no replanteándose sus procesos y su modelo.[...]"


(Publicado originalmente en Popmadrid.com)

1 comentario:

Nacho dijo...

Lo cierto es que no se dan cuenta de que la mayoría de la gente que compramos discos (más de 5 al año) lo hace AUN BAJANDO DE INTERNET LA MAYOR PARTE. El truco está en que se compran los discos que merecen la pena, los discos antiguos y de vez en cuando las gangas. No se pueden respaldar en una bajada de compras si ellos lo que hacen es subir el precio y rebajar las prestaciones. Yo aún compro vinilos y, en la tienda donde lo hago, me salen a 10 el disco... Da que pensar.

Saludos